Entrevista a Gonzalo de Castro: “Las series de éxito se estiran tanto que se deforman”

Gonzalo

Iba para abogado, pero mientras estudiaba Derecho hacía sus escarceos en la Escuela de Arte Dramático. Al final, ya en quinto de carrera, le arrastró la interpretación. «Me tire a la piscina y las cosas no me han ido mal», dice Gonzalo de Castro, conocido por su papel de Gonzalo en la recordada comedia ‘7 vidas’. Antes y después de aquella serie su carrera se afianzó en el teatro, pero la pequeña pantalla sigue dando buenas oportunidades a los actores españoles y ahora le brinda la posibilidad de dar un giro interpretativo para transformarse en un severo medico protagonista de ‘Doc Martin’, versión española sobre una ficción de éxito en el Reino Unido que se verá en Antena 3 este otoño. La serie se ambienta en un pueblo de Asturias, un acierto según Castro, que reivindica la necesidad de que la televisión retrate la vida rural. Será una de las apuestas firmes para este otoño.

PREGUNTA: Afronta el primer papel protagonista en la televisión, es todo un desafío.

RESPUESTA: Un desafío extraordinario. Después de ‘7 vidas’ yo quería esperar un guión en condiciones y he tenido la suerte de encontrar esta versión de la serie inglesa. En el rodaje se está demostrando que es una serie de altura. El cuarenta por ciento se rueda en exteriores, con lo que el paisaje entrará en la casa. La fotografía es de José Luis Alcaine, con un equipo técnico que viene del cine. Estoy feliz pero temeroso, a la espera de que el tiro no sea fallido.

P: ¿Qué aporta este nuevo doctor al historial de médicos televisivos?

R: Aquí no hay mucha bata ni pasillos, ni demasiada sangre ni urgencias porque hemos intentado contar la otra cara humana de la medicina cuando se traslada a un pueblo. Aquí hay personas, paisaje y paisanaje, con un señor que viene de un quirófano de Nueva York y se traslada al pueblo de su infancia en Asturias, donde tiene sus mejores recuerdos. Viene a hacer de médico de pueblo pero con un traje de Armani, que es muy cómico. La serie viene a integrar el mundo rural en la televisión, lo que cual no quiere decir que estemos rodando con boina.

P: ¿Cuál es la peripecia de su personaje?

R: Es peculiar. Este señor deja el hospital Monte Sinaí de Nueva York donde ejerce como cirujano vascular porque tiene un problema con la sangre, con el quirófano, que se le hace insoportable. Acontece algo que es el detonante de toda la serie.

P: Sobre el papel definen su personaje como un cínico, metódico, intransigente y algo torpe…

R: La torpeza tiene que ver con su estrato sentimental. Es un hombre que se ha dedicado a estudiar y ejercer y es un analfabeto emocional. Está tan atildado de sí mismo, se ha construido un personaje tan duro, tan poco relajado, que hasta que no desembarca en el pueblo no se enamora. Será de Adriana (Natalia Verbeke, la maestra del pueblo)

Humor inteligente

P: Pero esos trazos de personaje cínico podrían conducir a un ‘House’…

R: ‘House’ es más desagradable, aunque ha caído bien a la gente. Además, tiene un despliegue y un virtuosismo alucinante. Esto es otra cosa, como digo cuenta la historia de un pueblo salpicado con un humor inteligente.

P: Qué distinto personaje a la empatía que creaba Gonzalo en ‘7 vidas’. Para el espectador será un cambio rotundo…

R: Para ellos y para mí. Lo que se me ha ofrecido en los tres últimos años tenía un perfil muy parecido al de Gonzalo, porque era lo que había tenido éxito y querían prolongarlo de alguna manera. Este es otro traje.

P: El proyecto puede ser de calidad, pero en la televisión se vive en el filo de la navaja, se puede retirar una serie en dos días si no tiene éxito de audiencia…

R: Es así. Se está haciendo muy buena televisión en este país, pero también muy mala. El nivel de la ficción es bastante aceptable y es una cantera de trabajo extraordinaria. Uno antes casi tenía que huir si decías que trabajabas en la televisión porque no te admitían en el cine. Ahora la televisión tiene un lugar potente; se hace mejor televisión que cine.

P: ¿Hubiera continuado en ‘7 vidas’ de haber continuado la serie?

R: En absoluto. Todo tiene su momento. Ha ocurrido con ‘Aída’, que ahora que se marcha Carmen Machi, debería morir. Llega un momento en que no se sabe qué contar en las series, se estiran tanto que se deforman, se desvirtúan. ‘7 vidas’ tuvo su tiempo y quizá se estiró también un poco. Ninguno estábamos dispuestos a continuar porque llevaríamos un cadáver detrás.

 

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: