Entrevista a Natalia Verbeke: “Gonzalo de Castro es como Peter Sellers: no paras de reírte con él”

Ya se sabe que los polos opuestos se atraen. El doctor Mateo (Gonzalo de Castro) es un hueso duro de roer, pero la maestra de San Martín ha ido a por todas hasta conquistarle. Más de dos millones de espectadores han seguido en esta segunda temporada sus tiras y aflojas. Pero, al final, el impenetrable Mateo no se ha resistido a los encantos de Adriana (Natalia Verbeke) y la semana pasada por fin se liaron. Por lo pronto, la extraña relación entre ambos va viento en popa, en parte porque el galeno parece haber superado su fobia a la sangre.

¿Sería capaz de tener una pareja como el doctor Mateo?
Nunca, me parece muy insoportable y no tengo tanta paciencia.

En cambio, Adriana está loquita por él…
Ella es capaz de ver aquello que los demás no ven de Mateo: su lado infantil y a una persona que en el fondo es muy sensible.

¿Qué es lo que más le atrae del personaje?
Me encanta que la protagonista de la serie no sea una mujer modelo, es algo bastante atípico para un personaje. No tiene pelos en la lengua y no le importa lo que piensan los demás: come de una manera bruta y folla muchísimo.

Rodar tanto en exteriores será un lujo…
Es un placer poder mirar hacia arriba y ver que no hay un decorado, sino el cielo. El plató es muy cansado porque no ves ni la luz del día. Durante julio y agosto estuvimos metidos allí con ropa de invierno y el calor de los focos. Fue un poco agobiante.

Después de dos temporadas, ¿qué le dicen los lastrenses?
Que por favor no nos vayamos nunca. El turismo en Lastres se ha multiplicado muchísimo desde que comenzamos a rodar la serie allí. La afluencia ha sido tal que en ocasiones los restaurantes no podían atender porque no tenían materia prima.

¿Y con tanto turismo no es más complicado rodar?
Sí, pero la gente es muy respetuosa. Se ponen a mirar lo que hacemos y de repente parece como si estuviéramos en el teatro.

¿Qué le dicen los seguidores de la serie por la calle?
Me preguntan constantemente que para cuándo se va a decidir Mateo y se va a declar a Adriana. Todos quieren saber si van a acabar juntos.

¿Y qué tal Gonzalo de Castro como compañero?
Muy divertido. Es como trabajar con el mismísimo Peter Sellers. A veces, le tengo que pedir por favor que pare porque es imposible grabar una secuencia sin parar de reír. Como le ves tan serio siempre parece hasta antipático, y, de hecho, cuando no le conocía, pensaba «qué tío tan raro».

 
Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: